Polenta

Polenta
Imagen
Moulinex Pain Doré OW210130 - Panificadora 1 Kg, pantalla LCD, 12 programas, bizcochos, masas,...
Prime
Amazon Prime
Capacidad
1 kg
Peso
3,8 kg
Dimensiones
31 x 29 x 29 cm
Programas
12 programas
Precio
Imagen
Princess 152006 Panificadora completamente automática, 15 programas digitales, programa...
Prime
Amazon Prime
Capacidad
900 gramos
Peso
5.7 Kilogramos
Dimensiones
35.5 x 23.5 x 31.5 cm
Programas
15 programas
Precio
Imagen
Russell Hobbs Panificadora Classics - 12 Funciones Programables, Capacidad de 1 kg, Molde...
Prime
Amazon Prime
Capacidad
1 kg
Peso
4,4 kg
Dimensiones
32 x 28.6 x 29.8 cm
Programas
12 programas
Precio
Mas valorada
Imagen
Moulinex OW6101 Home Baguette - Panificadora de 1650 W, 16 programas, hasta 1.5 kg, inicio...
Prime
Amazon Prime
Capacidad
1,5 kg
Peso
7,6 kilogramos
Dimensiones
29,3 x 27,5 x 33 cm;
Programas
16 programas
Precio

Receta de Polenta

Ingredientes:

  • 4 tazas de agua o caldo (vegetal, de pollo o de carne)
  • 1 cucharadita de sal (ajusta según el caldo que utilices)
  • 1 taza de harina de maíz (polenta)
  • 1/4 taza de mantequilla, cortada en cubos
  • 1/2 taza de queso parmesano rallado (opcional)
  • Pimienta negra al gusto (opcional)

Instrucciones:

  1. En una cacerola grande, lleva el agua o caldo a ebullición junto con la sal. Reduce el fuego a medio-bajo.
  2. Mientras revuelves constantemente con un batidor de mano o una cuchara de madera, vierte lentamente la harina de maíz en el líquido caliente en un flujo constante y delgado. Asegúrate de revolver constantemente para evitar la formación de grumos.
  3. Cocina la polenta a fuego lento durante 20-30 minutos, revolviendo frecuentemente para evitar que se pegue al fondo de la cacerola. La polenta estará lista cuando tenga una textura cremosa y suave, y se haya espesado lo suficiente como para sostenerse por sí misma.
  4. Una vez que la polenta esté cocida, retírala del fuego e incorpora la mantequilla y el queso parmesano rallado (si lo usas), revolviendo hasta que se derritan y se combinen uniformemente. Agrega pimienta negra al gusto, si lo deseas.
  5. Sirve la polenta caliente como guarnición o como base para salsas, guisos, carnes o verduras. Si prefieres una polenta más firme, vierte la mezcla en un molde engrasado y déjala enfriar hasta que esté firme. Luego, córtala en porciones y caliéntala en una sartén o en el horno antes de servir.

La polenta es un platillo versátil y reconfortante que se adapta a una amplia variedad de sabores y combinaciones. No dudes en experimentar con diferentes ingredientes y técnicas para encontrar tu versión favorita de esta deliciosa comida italiana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *